Loading...

domingo, 23 de noviembre de 2014

LA AGRUPACION DEMOCRACIA SINDICAL ES UNA SOLA




LA PALABRA COMPAÑERO

Escribe Virgilio Ángel Galeano
En una “visita” a los lugares de trabajo nos encontramos en un objetivo con un grupo de vigiladores, en medio de la conversación alguien manifestó oponerse a decir “compañero” a sus iguales porque no creía en la política y menos en los políticos. Por supuesto se abrió un enorme debate sobre el tema.

QUE SIGNIFICA LA EXPRESION COMPAÑERO

La expresión “compañero” entre los trabajadores es una palabra hermosa, de hondo significado humano. Es la expresión más completa de solidaridad social, disposición de cooperación y ayuda desinteresada, sensibilidad para responder a la angustia de quien tiene problema y generosidad para no ser mezquinos cuando se extiende una mano amiga al necesitado.

Los historiadores comentan los orígenes de la palabra, “Los que comparten el pan”. Por supuesto quienes comparten el pan son los trabajadores, porque se reúnen desde los albores de la organización social y se distinguen a partir de la Revolución Industrial. La primera conquista del movimiento obrero, descansar en medio de la jornada de labor, para comer la merienda.

Esas reuniones en mitad de la jornada de trabajo se utilizo para conversar y transmitirse los problemas y las necesidades de cada sector de trabajo. Fueron las primeras Asambleas de trabajadores. Luego en el tiempo, la palabra compañero sirvió para diferenciar a los trabajadores de la producción, de los empleados de corbata y de la patronal, a quienes diferenciaban con el título de señor, abogado, contador, doctor y los títulos en existencia.

El compañerismo es una virtud y un principio de la dignidad humana y todas las personas trabajadoras son iguales en importancia y merecen consideración y respeto, sin distinción de raza, color, género, idioma, religión. Los compañeros son los asalariados y su condición social es proletaria. En los tiempos actuales se busca confundir el verdadero sentido y el significado de la expresión “compañero”, del mismo modo a como se busca tergiversar la fecha y el sentido del Primero de Mayo.

LA PATRONAL DESVIRTUA EL VERDADERO SENTIDO

Los empleadores y sus agentes represores, profesionales y grupos interesados intentan confundir a los trabajadores, dicen que los símbolos obreros, ganados en años de lucha, sacrificio y muertes, son cosas del pasado y que hoy somos todos iguales porque la sociedad evolucionó, limando las diferencias sociales. Eso es una gran mentira, porque a pesar de la evolución técnica, los métodos de explotación y engaño hacia los trabajadores también se perfeccionaron.

Es cuando los grupos políticos tratan de aprovechar esta coyuntura mezclando el sentido real con los intereses personales, causando un daño tremendo a los trabajadores, quienes piensan de modo equivocado que la palabra compañero tiene relación con la política.

La dictadura militar de 1976 atacó sistemáticamente la expresión compañero y logró romper los lazos de dos siglos de tradición del movimiento obrero y hacer un vacío en el corazón de la solidaridad obrera, para impedir la transmisión a las nuevas generaciones de trabajadores. Los gobiernos de la democracia se sumaron a esta desviación y olvido, con el objeto de utilizarlos a su favor, del mismo modo que durante el gobierno menemista se cambio la expresión Día de los Trabajadores, al 1º de mayo, rebautizándolo “Día del Trabajo”.

SIGNIFICADO DE LA PALABRA COMPAÑERO

El compañerismo es un valor que une. No establece diferencias en el trato, como puede ocurrir con los términos doctor y licenciado, otorgando categoría diferenciadas a las personas por sus títulos universitarios, al margen de sus atributos y cualidades personales. Ni siquiera Don o Doña, títulos cortesanos que establecen categoría social, ni como emplear las palabras señor o señora, cuyo significado es hombre o mujer.

El Compañerismo es humanismo, solidaridad, causa común con las personas y con los seres vivos. Es una disposición social de servicio. El compañerismo es justificado, es importante entre quienes venden su fuerza de trabajo a cambio de un salario y también es una necesidad social en el mundo egoísta en que vivimos, donde diferentes sectores sociales piensan en lucrar y sacar provecho personal, con las necesidades ajenas, sin importarle mayormente la suerte de los demás.

La bondad, el humanismo, la gratitud, la integridad personal, el respeto a los demás, han sido desplazados por cuatro antivalores o afanes individualistas de la sociedad contemporánea: el afán de lucro, el afán de dominio y poder, el afán de destacarse y ser el primero y el afán de gozo o placer, son causa de la profunda crisis moral que sufre nuestro país.

LOS DICCIONARIOS NO REVELAN SUS ORIGENES

Es una palabra muy común sobre cuyo origen callan los diccionarios y las enciclopedias; señal evidente que los grupos de poder le temen y entienden la fuerza del significado y su aplicación.

Respecto al contenido y a la naturaleza de esa compañía, parece verdadero tratar el origen entre los militares de la antigüedad. No es casual escuchar en la antigua Roma esta expresión entre los centuriones romanos. Ahora bien, si en algún contexto se comparte el pan, es precisamente en la familia y es justo en ésta donde tendría pleno sentido este nombre.

Sin embargo la familia ya tiene nombre y el hecho básico de la alimentación y la carencia de víveres, porque el hambre tiene origen en la familia y el hambre la mantiene unida. Por su contexto y necesidad la familia excluye el nombre de "compañía" para compartir el pan, el otro entorno en que se da este fenómeno de forma importante es el ejército.

En Roma la institución del ejército era una prolongación de la vida civil que no estaba hecha de individuos sino de grupos (tribus, curias y gentes), los compañeros de armas eran compañeros fijos y comensales también en la vida civil. Que se haya tomado el pan, el principal alimento, como referente de la alimentación no tiene nada de extraño, del mismo modo que se tomó la sal como principal expresión de abundancia o de lujo, de ahí que se dedujese de la sal el salario y precisamente también en el ejército. Por eso no tendría nada de extraño que el término compañero se hubiese fraguado en el ejército y haciendo referencia tanto a la compañía como al pan. De todos modos es llamativo que el término compañía defina una determinada agrupación del ejército desde hace muchos siglos. San Ignacio de Loyola, capitán del ejército español, al fundar su orden religiosa pensó en la estructura militar; por eso le dio el nombre de Compañía de Jesús.
 En todas las empresas dedicadas a la producción de bienes y de servicios, cuyos principales activos son los trabajadores, la palabra “compañero” es una referencia obligada y exigida por todas las personas relacionadas al trabajo. Esta expresión llega a la organización sindical, se afirma entre los iguales con una potencia inigualable y se transforma en grito de batalla. Esta expresión le da poder a los trabajadores.

LOS TRABAJADORES DEBEN RECUPERAR SUS SIMBOLOS

Los trabajadores deben recuperar los símbolos que les arrebataron, junto con las conquistas sociales. Especialmente los trabajadores de la Seguridad y la Vigilancia Privada, cuyas historias laborales son diferentes entre sí y traen al medio laboral de la seguridad, diferentes concepciones de vida, experiencias distintas, algunas bien actualizadas y avanzadas y otras con desconocimiento y trabas muy difíciles de superar por haber estado en contacto con estructuras retrogradas y contrarias a la concepción del medio laboral.

Es interesante ver a los compañeros cuyas experiencias anteriores fueron realizadas en empresas o gremios de la producción fabril. Con estos compañeros se está nutriendo la nueva vanguardia del Gremio de la Seguridad.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

TERMINÓ LA ETAPA SINIESTRA


Virgilio Ángel Galeano
TERMINÓ LA ETAPA SINIESTRA
(Hora de realidades)
Por Virgilio Ángel Galeano
En Buenos Aires, 18 de noviembre de 2014


Los trabajadores de la seguridad privada hemos asistido al final de la maniobra orquestada en perjuicio del sueldo con la firma del ANEXO H, adosado al CCT 507/07 que se encuentra observado desde el año 2007. Para completar estas maniobras surgieron otros actores, salidos de adentro de la UPSRA; reclaman desesperados la recuperación de los privilegios perdidos, porque Ángel García les cerró las cuevas y los dejaron sin los jugosos “sueldos” que cobraban por joder a los vigiladores.

Con el pretexto de combatir al tipo más odiado dentro de upsra: el doctor Ángel Alberto García; llaman a los compañeros que en otros tiempos fueron perjudicados y culparlo de todos los males que, Ellos también ayudaron a generar, haciéndose los ofendidos

Luego de haber apañado por espacio de 25 años descubren, lo que todos los trabajadores del gremio vienen denunciando durante años. En esta “payasada” han arrastrado un conjunto de activistas, muchos de ellos despedidos y sin afiliación a ese sindicato y se han prestado a esta segunda comedia, con el propósito de buscar un beneficio personal. A ninguno le preocupa entender que se trata de la idea de cambiar un “hombre” para seguir con la misma política, contraria a los intereses de los trabajadores de la Seguridad Privada.

Cambiar a García por otro “candidato” no va a resolver el grave problema que vienen arrastrando los trabajadores de la seguridad privada, sosteniendo a los integrantes de la comisión directiva de UPSRA. Por el contrario, en caso de lograrse este recambio, solo retrazará la comprensión y la organización de los trabajadores que buscan la aplicación de los Derechos Laborales y Sociales dentro de este gremio que nunca tuvo, ni conocieron sus derechos al trabajo con dignidad y un salario bien cobrado. Siempre tuvieron la misma miseria como sueldo y siempre pisando sobre el salario vital mínimo.

De todos modos los Trabajadores de la Seguridad Privada, no se han dejado arrastrar por las mentiras, los engaños y las maniobras personales de quienes pretenden arrastrar a la vanguardia hacia una aventura inventada para desviar los objetivos de la lucha por recuperar nuestros derechos laborales. El aumento, ajuste o lo que fuera no alcanza a compensar la pérdida del poder de compra y la capacidad de adquisición de los artículos de primera necesidad. En los próximos meses el sueldo quedará debajo de todas las posibilidades para los trabajadores de la seguridad privada. Por suerte el escenario montado no ha cambiado el despertar de los trabajadores siendo cada vez más amplio el círculo de quienes comprendiendo la necesidad imperiosa de buscar un cambio y avanzan hacía la organización.

Cada día van descubriendo el verdadero rostro de sus enemigos y van adquiriendo el conocimiento para asimilar las armas de lucha contra las aberraciones patronales, contra los supervisores contra los que apelan a métodos extorsivos y contra los delincuentes de la UPSRA, asociados a la CAESI, y a todas las patronales. Hace unos años dijimos eufóricamente que habíamos despertado UN GIGANTE DORMIDO. Nos faltó decir que todavía no tiene la fuerza necesaria para asumir la conducción de la lucha, la capacidad y la conciencia colectiva para organizarse y transformar la crisis a su favor, pero están creciendo.

De todos modos estamos en ese camino de estructurar los sectores más claros de la vanguardia a través de los delegados y activistas que están aprendiendo a defenderse de las agresiones patronales y de sus empleados, una patronal siempre dispuesta a trasgredir las leyes y las normas de la convivencia social, con permanentes persecuciones y maltrato laboral.





LA CRISIS SE AGUDIZARA EN EL CORTO PLAZO
La crisis económica es un factor que ha invadido todos los sectores de la sociedad y en algunos sectores está produciendo los primeros síntomas de pánico económico. Las ventas cayeron a picos impensados por los mismos actores que, provocaron los aumentos desmedidos para presionar al gobierno y el poder político, en busca de ganancias desmedidas de plazo inmediato

Hasta hace muy poco tiempo llenaban las cajas con record de ventas a precios por encima de los costos de producción y ventas, sin haber tomado las previsiones frente a las consecuencias posteriores, generando un proceso inflacionario con proyecciones críticas.

Como todo el proceso económico está conectado a una misma lógica, cuya respuesta frente a la crisis se expresa de modo brutal, con la disminución del gasto, reducción de los recursos en el proceso productivo, reducción de gastos improductivos, disminución en los beneficios, en el reparto y sobre todo la baja de los salarios

En un mundo dominado y controlado por la economía de mercado cuyo patrón de cambio es la productividad y el dólar; la Argentina es el único país que se rige totalmente por su propia moneda, reduciendo los recursos económicos a la realidad de todos los días. Las empresas clientes de los servicios de seguridad privada no aceptan pagar los nuevos precios de tarifas, para actualizar los costos y las ganancias de esta patronal. Como resultado de esta situación los trabajadores de seguridad pagarán con la disminución del sueldo el regateo de los precios entre las empresas, como una contribución forzada para sostener la fuente de trabajo.

Esto implica un incremento de las exigencias de más horas de trabajo, menos personal efectivo, baja del salario por medio de malas liquidaciones. Aumento del trabajo en negro. Desaparición del pago de horas extras al 50% en días normales y 100% de feriados y fines de semana. Esta situación está creando una gran decepción y el descontento, con reclamos y quejas por los despidos y suspensiones, por cualquier motivo ante una mayor transgresión de los derechos laborales y sociales.

Este análisis no es una conclusión caprichosa. Todo esto surge como resultado de haber analizado los motivos por los cuales las partes asociadas (UPSRA-CAESI) han resistido y utilizado todos los recursos económicos posibles para evitar a toda costa las exigencias de los trabajadores de ajustarse a derecho. Es el motivo por el cual no han modificado los artículos 9º, 14º, 19º y 21º del C.C.T. 507/07, a pesar de tratarse de una observación de la Cartera de Estado de Trabajo y Seguridad Social y se negaron a formalizar un nuevo convenio colectivo de trabajo luego de ocho años de evasión y estar en abierto estado de ilegalidad frente a las leyes del trabajo (LCT 20744 y Ley de regulación de la jornada laboral 11544).

No es la primera vez que alertamos sobre la situación de crisis, donde nos arroja en forma permanente esta patronal y sus socios los dueños de la UPSRA el sindicato patronal, pero a diferencia de las etapas anteriores en la actualidad los trabajadores están expuestos a una crisis que se presenta en toda la sociedad a partir del incremento inflacionario.



LOS NUEVOS MERCENARIOS DEL SINDICALISMO

Los trabajadores de la seguridad privada han demostrado en las últimas luchas que no están dispuestos a seguir soportando las constantes aberraciones y las quitas al sueldo como se vienen sucediendo desde hace cuarenta años. Están diciendo ¡¡¡basta!!!, a tanta injusticia y están decididos a frenar toda amenaza utilizando las herramientas a su disposición a pesar que todavía existen grupos que intentan confundir y distorsionar la organización de los trabajadores.

A esta altura de la experiencia realizada en los últimos cuatro años en todo el país, hemos asistido a las variables que aparecieron como una alternativa de la lucha y como salvadores de los trabajadores, frente a la prepotencia patronal y sus agentes. El resultado ha sido desastroso y negativo para los trabajadores y muy especialmente dentro de la vanguardia en la seguridad privada a causa de los resultados obtenidos, pagando con despidos, entregas y traiciones de estos grupos “salvadores”.

Con este resultado, las patronales han ganado en tiempo y espacio a costa del sacrificio de una vanguardia que creyó en estos exponentes “revolucionarios” que aparecieron movilizando y forzando a las patronales, quienes finalmente aceptaron las “nuevas” reglas de juego, cediendo una cuota de sus beneficios en dinero a cambio de seguir con sus planes de explotación y violación de los derechos laborales de los trabajadores de la seguridad privada y seguir con sus políticas de no pagar la hora extra, incrementar la jornada de trabajo en los días feriados y fines de semana, transgresión de horas nocturnas, negándose a cumplir con las exigencias de las leyes del trabajo.

LA UNICA RESPUESTA ES
LA ORGANIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES

A diferencia de las etapas anteriores los trabajadores y los distintos sectores sociales están generando los instrumentos de lucha para exigir la aplicación de sus derechos y la respuesta a sus necesidades vitales de supervivencia a través de la lucha. Esta respuesta va a desembocar en una explosión social.

Todos los gremios han comenzado a esgrimir el estado de alerta y movilización en la defensa del salario y de la fuente de trabajo. En defensa del salario y de la fuente de trabajo, la única respuesta es la organización de los delegados y de los activistas. Los trabajadores para lograr estos objetivos deben elegir a sus representantes en cada lugar de trabajo y los delegados en todas las empresas y agencias de seguridad privada. Esta es la única garantía para lograr que las patronales cumplan con las obligaciones que tienen hacía los trabajadores y es la única forma que tienen para recuperar los derechos laborales y sociales.

LA PATRONAL SE APEGA A SU PLAN

Hace aproximadamente un año los abogados del estudio MASA y Asociados, instruían a sus clientes, los socios de la CAESI, que no existían posibilidades para obligar a la sociedad ilícita (UPSRA-CAESI) a modificar la letra del C.C.T. 507/07 y que la RESOLUCIÓN S.T.Nº 732/07 firmada por la Dra. Noemí Rial, era solamente una observación sin efectos legales y como conclusión y burla, que el Ministerio de Trabajo no tenía capacidad de aplicación y solo es un observador frente a las negociaciones entre dos organizaciones privadas. Solo tiene efecto si el reclamo se realiza en forma individual y a título personal.

Es decir que cada trabajador puede y debe reclamar la aplicación de su derecho en forma individual, tenían la plena seguridad que solo un máximo del diez (10%) de la totalidad tendrían la decisión de iniciar acciones judiciales y no había, por otra parte, profesionales capaces de desmarañar este mecanismo siniestro aplicado por las agencias de la seguridad privada. Por otra parte, en tanto no excediera esa cifra, la Corte Suprema de Justicia no tendría elementos para intervenir e investigar la causa de estas demandas. Con esta premisa en los finales del año 2012, retomamos la campaña llamada la INDUSTRIA DEL JUICIO, iniciada a fines de los años 1997, con la finalidad de acumular la mayor cantidad de juicios y demandas por sueldos mal pagados. Consecuencia de no cumplir ni haber aplicado las normas laborales en el pago de los sueldos y horas extras, conforme a la autorización y cupos de la Ley 11544.

EL SINDICATO ES LA UNICA GARANTIA DE LUCHA

A lo largo de varios años de lucha, incansable e imparable hemos crecido y estas ideas están en todos los lugares donde los trabajadores han comenzado a organizarse y deciden la elección de sus delegados, cuando se deciden a reclamar por sus derechos y por la defensa de la fuente de trabajo y exigencia de reincorporación de compañeros que sufren persecuciones y discriminación laboral, suspensiones arbitrarias y despidos sin causa.

En la etapa actual la organización sindical, junto con la Agrupación Democracia Sindical y todas las organizaciones a nivel nacional, son la única garantía de que los trabajadores de la Seguridad Privada puedan organizarse y alcanzar sus objetivos y junto a ellos recuperar los Derechos Laborales que nunca tuvimos y nos pertenecen de igual modo que a todos los trabajadores. Esta es la gran oportunidad de elegir a sus delegados por empresa, por sector, por zona, y también las Delegaciones en el Gran Buenos Aires y donde exista un trabajador de vigilancia privada.
Buenos Aires noviembre de 2014.-
Virgilio Ángel Galeano
Secretario General
Sindicato de Seguridad SIN.S.MA.CA.
Delegación Buenos Aires, y
Agrupación Democracia Sindical
De los Trabajadores de Vigilancia
De la República Argentina

viernes, 7 de noviembre de 2014

LA SEGURIDAD PRIVADA


Virgilio Ángel Galeano
LA SEGURIDAD PRIVADA
(MENTIRAS Y REALIDADES)



Por Virgilio Ángel Galeano
En Buenos Aires, 03 de noviembre de 2014



Desde el momento cuando comenzó la gran fiesta a beneficio de los dueños de las Empresas y las Agencias dedicadas a vender seguridad privada, a todo sujeto sufrido por agobios de la inseguridad, o la justificación de comprar seguros contra los robos, el hurto y cualquier consecuencia derivada por endemias y pandemias delictivas, nos encontramos con los funcionarios de los organismos estatales y las autoridades de turno quienes se han devanado los sesos tratando de encontrar una respuesta efectiva y una cura positiva para sanar el mal de la inseguridad.

Los ministros de seguridad de los Estados Provinciales han tenido tanta actividad, ha diferencia de otros tiempos que, han suplantado en notoriedad a los ministros de economía y como nunca antes a lo largo de la historia del país, han buscado, indagado, en todos los rincones claros y oscuros con la esperanza de encontrar una solución efectiva para estos males.

No hace falta ser muy ingenioso para comprender que la verdadera solución al problema de la inseguridad radica en la creación real y efectiva de nuevos puestos de trabajo. También en convenir remuneraciones acorde a las necesidades de los trabajadores y de la población en general, es decir una política de estado donde se formule como condición necesaria un nuevo CONTRATO SOCIAL, cuyo objeto principal es comenzar la distribución de la riqueza de manera más equitativa.





LA PATRONAL MANTIENE SU POLÍTICA REPRESIVA
De todos modos, como los dueños de los medios de producción y propietarios de empresas no están dispuestos a “sacrificar” sus millonarias ganancias obtenidas luego de las hecatombes producidas a partir de 1976, con la dictadura militar, con Alfonsín, la nefasta década de los noventa; prefieren gastar millones en seguridad privada, en los seguros contra todo riesgo, reclamando del Estado la obligación de proteger a la “sociedad” y otros argumentos de distintos calibres, impulsando incluso a la prensa amarillista a golpear contra los organismos públicos. Como resultado, los ministerios del rubro de la seguridad, dedican sus esfuerzos en la búsqueda de soluciones mágicas.

Con un panorama desolador para los trabajadores y la población nos encontramos con otra contingencia donde las legislaturas provinciales promulgan leyes con una visión retorcida de la realidad local, para resolver el tema de la seguridad, cuyos artículos redundan en normas de exigencias más proclives a legalizar organismos represivos contra la población y los trabajadores, en lugar de normalizar la función y el control estricto sobre las actividades de las empresas que intervienen en el comercio de la seguridad privada utilizando mano de obra personal para someterla a condiciones de pauperización laboral, con bajos sueldos y condiciones extremas sin respetar las normas de las leyes del trabajo.




LA CULPA LA TIENEN LOS VIGILADORES
Esta mecánica o pensamiento filosófico (de alguna manera hay que llamarla) no favorece, ni resuelve el problema, ni siquiera lo alivia, por el contrario, es un agravante del problema porque en el afán de lograr un efecto positivo, terminan perjudicando a quien debe llevar a cabo la función de la seguridad: El Trabajador de Vigilancia y seguridad.

Todas las leyes que, las diferentes legislaturas han promulgado, en todas las provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ponen en primer plano la condición ideal del hombre o la mujer, para incorporarse a la tarea de vigilancia. Sin embargo las agencias y las empresas dedicadas a vender seguridad, tienen requisitos sencillos por debajo de cualquier empresa con capital de riesgo. A pesar de semejantes facilidades ofrecidas como si se tratara de implantar productoras de bienes, las empresas y las agencias de seguridad privada en todos los casos producen transgresiones en forma premeditada con el respaldo de la Cámara Empresaria (CAESI) y el sindicato oficial (UPSRA) en todas las instancias, contra los trabajadores y contra el Estado.

En general todas las normativas tratan de encadenar al trabajador de vigilancia privada por medio del propietario de las agencias, al engranaje de la seguridad estatal y como apéndice y colaborador de la policía local o de los organismos de seguridad pública. Esto ocurre porque en la visión de los legisladores y los ministros de seguridad confunden, y asocian de modo oportunista, el rol y la historia profesional de los dueños de agencias y los asesores técnicos, en general son comisarios retirados y ex miembros de las fuerzas armadas y de seguridad, pensando en la fidelidad de la profesión, tal cual como fue concebido y organizado en sus orígenes en el año de 1971, en pleno ejercicio de la Dictadura Militar.

Estas personas, propietarios de agencias o asesores técnicos, en todos los casos piensan con la mentalidad de su profesión, adoptando una actitud de “jefe de policía” frente a los trabajadores de vigilancia. Incluso esa concepción y modo de pensar esta fuertemente arraigado en la conciencia colectiva de la población y tienen una imagen equivocada del trabajador de vigilancia privada.

En el recorrido de estas líneas la expresión “Trabajador de Vigilancia Privada”, es una reiteración propuesta muy a propósito, es una manera de convertirla en un sello, en la marca indeleble de un producto al cual todos deben recordar y nadie debe olvidar, especialmente quienes trabajan en esta nueva profesión, dentro de los riesgos sumados en el trabajo diario. Para nosotros los trabajadores es de vital importancia afirmar la consigna; “somos trabajadores, no somos “agentes”, no somos “policías”, no dependemos del Estado, ni de los organismos públicos, ni de seguridad. Somos trabajadores privados y nuestra diferencia está expresada en la relación surgida a través de la Ley 14250 y el Convenio Colectivo de Trabajo”.
UNA LEY DE SEGURIDAD PARA EL TRABAJADOR DE VIGILANCIA
En medio de la discusión desatada por la exigencia de la creación de leyes y normas con capacidad para garantizar a los particulares la seguridad; tanto física y personal, como de los bienes patrimoniales, también tenemos el problema de la seguridad laboral y los derechos del trabajador de vigilancia privada quien reclama con justicia, una ley para la garantía del salario, los beneficios sociales, la salud, la defensa e integridad y física, el bienestar de la familia, de igual modo a cualquiera de los trabajadores de otros gremios, cuyos convenios de trabajo y beneficios y el índice de salarios está muy por encima del salario de un trabajador de seguridad privada. Entonces con toda justicia pide la aplicación de idénticos beneficios través de mecanismos de control estatal y ministerial. Un pedido y una exigencia cuyo resultado es algo así como gritar en el desierto.

¿Ahora bien, quién es el organismo capaz de legislar una ley que proteja al trabajador?

¿Qué tipo de ley es necesaria para proteger al trabajador de vigilancia privada?

¿Cómo saber cuales son las necesidades de un trabajador de vigilancia privada?



Muchos compañeros, descontentos, desalentados, escarmentados, sufridos por la falta de la garantía de sus derechos, reclaman desde sus lugares de trabajo, incluso compañeros de las agrupaciones sindicales de trabajadores de vigilancia, reclaman una ley que los proteja de los abusos cometidos por los propietarios de las agencias y empresas de la seguridad privada.

La respuesta a todos los reclamos, están dentro de cada trabajador de vigilancia privada, está en la determinación y en la decisión de terminar con los abusos patronales, y debe remontar la manera de aplicar esa ley, que fue legislada hace más de cincuenta años. La norma legal que protege al trabajador de la avaricia, de la rapiña, del robo, del engaño y las artimañas del patrón, se llama ley de Convenciones Colectivas de Trabajo LEY Nº 14250 – Comisiones Paritarias – En nuestro caso el CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO.

Esta es la razón por la cual de modo permanente hemos criticado y acusado de patronal los acuerdos entre los agentes patronales de la UPSRA firmados con la CAESI desde el año 1992 a través del C.C.T 194/92, desvalorizando al trabajador de vigilancia privada por donde los robaron impunemente y los arrojaron a la miseria por debajo de toda la estructura y del conjunto del movimiento obrero, con estafas reiteradas, interpretaciones particulares e interesadas y contrarias a los trabajadores de la seguridad privada.

El CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO es la herramienta legal de los trabajadores, esta pieza legal es el instrumento, donde se acuerdan la aplicación de los derechos laborales y tienen una referencia en la Ley de Contrato de Trabajo 20744, en la ley 11544, Jornada de Trabajo y en las leyes del derecho laboral, la ley 23551, de asociaciones sindicales. Esa es la ley por donde se obliga a las patronales a cumplir con las reglamentaciones de las leyes del trabajo.

La ausencia de una conducción de trabajadores en el sindicato es la causa, por donde se producen interpretaciones los cuales ponen los derechos laborales al revés, es decir a favor de las patronales.

En los convenios firmados por los delincuentes de UPSRA, los derechos que se defienden son las ganancias y la explotación sin beneficios, de los trabajadores. Vale decir; aquí, el Convenio opera en sentido contrario. Creo sin lugar a equivocarme este debe ser un caso único en todo el mundo, donde la institución de los trabajadores defiende a los patrones reunidos y asociados en la Cámara de los Empresarios (CAESI).

Para comprender el sentido de estas conclusiones y establecer lo dicho anteriormente, es importante analizar algunos párrafos del Convenio Colectivo de Trabajo 507/2007, que lleva la firma del secretario de la UPSRA, doctor Ángel Alberto García, y dice:
INTERPRETACIÓN DE LAS NORMAS DEL PRESENTE CONVENIO
Art. 6 - En la interpretación de las normas del presente convenio se tendrá siempre en cuenta que la vigilancia y seguridad constituyen una actividad de interés público en la que las autoridades competentes han delegado en entes privados, debidamente habilitados por la autoridad jurisdiccional, el cometido de colaborar con los poderes del Estado en la protección y salvaguardia de personas, bienes e intereses públicos y particulares sin que ello incida en la naturaleza jurídica de la relación entre agentes y empleadores.

En virtud de esto, las partes firmantes podrán requerir a la autoridad jurisdiccional competente en materia de seguridad privada, determinar los servicios que deben ser practicados, solamente por empresas y personal debidamente habilitados para tal fin.



En primer lugar aclaramos para que no existan más confusiones que, los trabajadores de vigilancia no son agentes, (el título de agente se aplica al empleado público regido por la ley de administración pública nacional), insistimos, todas las personas que se encuentran bajo el régimen de la ley 20744 y 14250 son trabajadores.

En segundo lugar, el texto del primer párrafo del art. 6º del Convenio, no es competencia del trabajador, especialmente cuando el redactor del texto, remata el párrafo diciendo que las atribuciones que declaran no inciden en la relación de las partes. Si los directores de la Cámara Empresaria, tienen interés de hacer valer el texto o que se conozca por alguna intención egocéntrica existente en el alma y el espíritu de los comisarios, tendría que figurar en el vademécum de cada una de las agencias o de las empresas, para colocarlo en un cuadrito a la vista de los ejecutivos, recordando a cada propietario y administrador, sus responsabilidades frente al Estado, antes de cometer las violaciones a las leyes laborales, las leyes públicas, las leyes comerciales y las leyes tributarias.

En tercer lugar, el trabajador concurre a su puesto de trabajo y cumple con la función asignada, en tanto la institución sindical tiene obligación de velar para defender la estabilidad y la seguridad del trabajador, no le interesa establecer ni requerir ninguna intervención y solo la excepción del Ministerio de Trabajo y la Policía del Trabajo cuando se vulnera el principio laboral, la seguridad y los derechos que los asisten por ley.

No hay un motivo de carácter laboral para colocar en las páginas de un Convenio sindical actividades que son patrimonio exclusivo de los propietarios de las agencias. El Estado compromete a través de la reglamentación la función y responsabilidad empresaria, pero no puede obligar al trabajador más allá de la habilidad laboral que posee.

De todos modos y apesar que estos, mal llamados "Empresarios" conocen la normativa, siguen en la tesitura de la "ignorancia" basados en la impunidad que le ofrecen estas aberraciones, como las que siguen

DIGNIFICACIÓN DEL TRABAJO
Art. 7 - DE LA ESPECIFICIDAD PROFESIONAL: EXCLUSION DE LA APLICACIÓN DE OTRO CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO.
La actividad de las empresas de Seguridad Privada y vigilancia, física y/o electrónica, y del personal que cumple estas funciones tiene las siguientes características que hacen a su identidad propia y especifica:

a. Son tareas de interés público, reguladas por normas nacionales y provinciales propias y especificas, en materia de seguridad excluyente de otras actividades y que imponen requisitos especiales tanto a las empresas como a los trabajadores que realizan estas tareas.

b. Las tareas de seguridad y vigilancia en todos sus aspectos y modalidades, están vinculadas íntimamente a la protección de la propiedad privada y a la integridad física de personas. Por tal razón el hecho de que sean realizadas por empresas especializadas, controladas por la autoridad de aplicación en materia de seguridad, y por personal sometido a los mismos controles y requisitos de profesionalidad que surgen de esas mismas leyes, es una garantía fundamental para los terceros que contratan y requieren de estos servicios, garantía que sólo puede darse si quien brinde estos servicios y su personal esté ajeno a eventuales conflictos de intereses que el tercero contratante pueda tener con su personal propio, que se rige por convenios colectivos de actividad o de empresa.

c. La rotación de personal que las empresas de seguridad y vigilancia ponen a disposición de sus clientes hace a la efectividad de los sistemas de seguridad adoptados. De este modo contrariamente a lo que sucede en otras actividades ajenas al ámbito de este Convenio, la rotación del personal de seguridad y vigilancia que presta servicios en un objetivo, lejos de ser una conducta disvaliosa, hace a la esencia del sistema.

d. Las tareas de seguridad y vigilancia tienen una alta y creciente exigencia de capacitación, no sólo inicial, sino permanente, para adaptarse y brindar herramientas que permitan mejorar los métodos de seguridad y vigilancia frente a conductas delictivas cuya tendencia muestra una gran complejidad en permanente cambio.

Estas razones que no son excluyentes de otras, fundamentan el principio de especificidad y profesionalidad de este convenio colectivo de trabajo, y por tal motivo el mismo se aplica a las empresas y al personal de seguridad y vigilancia, con exclusión de toda otro convenio colectivo de trabajo propio de la actividad de terceros donde se brindan o respecto del cual se brinden los mencionados servicios, así como de todo uso, costumbre, beneficio, disposición o norma formal y o consuetudinaria que pudiera tener su causa en actas, convenios y/o acuerdos de actividades diferentes a las enmarcadas en el presente Convenio o suscripta por las entidades firmantes del presente.



En este párrafo, criticado durante años, exigimos establecer el fundamento de la actividad profesional de los trabajadores, nos referimos a las categorías y al escalafón laboral. Los trabajadores están obligados a cumplir tareas que exceden la función de vigilar. Por esta actividad extra no le adicionaban ningún suplemento monetario en el agregado de funciones técnicas, donde el trabajo de vigilancia es una función tercerizada y no la pagan conforme a la función agregada.

El reclamo de varios sectores, tales como los trabajadores de vigilancia de subterráneos, de los aeropuertos, custodios de los vehículos transportadores de valores, los cuales se anexaron a otros sindicatos por estos motivos, reciben los beneficios de otros convenio laborales, para evitar nuevas deserciones, reclamos y conflictos sociales y les agregaron la cláusula de este discutido artículo donde establecen que no se superponen otros convenios.

Me reservo la opinión de ese agregado por ahora, por tal motivo cuando hablaban de dignificar el trabajo de vigilancia, solamente decían el vigilador no es un sereno, y con esa frase de corte lapidario, daban la interpretación como afirmación categórica.

En los convenios colectivos de trabajo, la premisa fundamental es la de establecer cuales son los beneficios de los trabajadores, y hasta donde llega la potestad de cualquier acción de las patronales, y la exigencia del respeto a los derechos del trabajo, el principio de no interferir en los asuntos de los trabajadores, y no entorpecer la función de elegir a los representantes sindicales en los lugares de trabajo, y cumplir con la norma de no oponerse con prácticas desleales, es decir mantener la ética profesional.
LA LEY 14250 ES LA HERRAMIENTA DE LOS TRABAJADORES
Salir a la calle y decir que queremos una ley para frenar a las patronales de las agencias y empresas de seguridad, es una rotunda estupidez. El Estado y los funcionarios te miran como si estuviéramos adentro de una pajarera. Tenemos que formular nuestras propias normas legales a través del Convenio Colectivo de Trabajo, por ley 14250.

Del mismo modo que podemos y tenemos que organizar un nuevo sindicato, respaldados en la ley 23551, que dice que todos los trabajadores tienen derecho a fundar su propia organización sindical.

Es necesario comprender de una vez y para siempre que nuestros más grandes enemigos son los dueños de las agencias y de las empresas de vigilancia privada, asociados y reunidos en la Cámara Empresaria de la Seguridad (CAESI) y en el otro organismo patronal (UPSRA) asociados o separados.

En alguna oportunidad oí decir que si al patrón le va bien, el obrero puede ganar mejor sueldo y lograr una mejor estabilidad laboral. Eso es una gran mentira, la patronal es mezquina, mentirosa, egoísta e insensible por naturaleza y frente a la necesidad de los pobres y de los trabajadores su carácter se hace más insensible. Siempre está buscando la manera de pagar un peso menos y de hacerlo trabajar mayor cantidad de horas para exprimir sus esfuerzos, como ocurre en el gremio de la seguridad privada. Lo obliga a cumplir jornadas de doce horas y le roba al trabajador las horas extras. En los últimos diez años, todas las agencias y las empresas de seguridad privada, de conjunto, le robaron a los trabajadores una cantidad de dinero tan importante que supera la totalidad de la Deuda Externa Argentina. Sin contar la suma de dinero en salarios mal pagados, viáticos y otros emolumentos salariales no declarados.

Demás está decir que amigos de los trabajadores no son, además tuvieron la malicia de comprar y corromper la moral de los dirigentes sindicales a cambio de dinero y otras prebendas, prostituyendo a quienes tienen la misión de defender el derecho de los trabajadores, un ejemplo es la:



RESOLUCION S.T. Nº 732/07 MTEySS
RESOLUCION S.T. 732/07
Buenos Aires, 20 de julio de 2007
B.O.: 23/8/07

VISTO: el Expte. 1.217.923/07 del registro del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, las Leyes 14.250 (t.o. en 2004), 20.744 (t.o. en 1976) y sus modif.; y CONSIDERANDO: (...) Que la Asesoría Técnico Legal de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo tomó la intervención que le compete. Que se encuentra acreditado en autos el cumplimiento de los recaudos formales exigidos por la Ley 14.250.

Que luego de un pormenorizado estudio del contenido del texto convencional bajo análisis, y en relación con lo pactado en los arts. 9 y 14 del mismo, cabe advertir que los francos compensatorios otorgados no pueden afectar la liquidación de las horas extraordinarias correspondientes, en virtud de lo prescripto por la normativa vigente en la materia.

Que asimismo respecto al contenido del art. 19 del mentado plexo convencional cabe señalar que deberá garantizarse el derecho de libertad sindical y el derecho de huelga, previstos en la normativa vigente, y de raigambre constitucional.

Que por otra parte, en torno del art. 21 del texto ordenado de marras, en relación con la liquidación de los feriados nacionales, debe señalarse que los descansos compensatorios otorgados no deberán obstar a la liquidación de los días feriados trabajados, de conformidad con la legislación que rige la materia.

Dra. NOEMI RIAL, Secretaria de Trabajo
VALERIA A. VALETTI, Registro, Convenios Colectivos de Trabajo, Dto.



Esta RESOLUCION del Ministerio de Trabajo está vigente actualmente y los Trabajadores pueden reclamarla directamente, también pueden hacerla por la vía judicial. Es vigente para los Delegados Gremiales que las patronales no quieren reconocer como lo exige las leyes 20744 y la Ley 23551.

La primera obligación de los dirigentes del sindicato UPSRA, fue “denunciar” ante el Organismo de Control del Ministerio de Trabajo las observaciones realizadas en la Resolución Nº 732/07 y exigir la reunión de las paritarias para discutir y arreglar esta falencia señalada por la Dirección Nacional de las Relaciones del Trabajo y firmada por la Vice-Ministro de Trabajo Dra. Noemí Rial.

Durante siete años y medio UPSRA Y CAESI permanecieron en silencio haciendo “arreglos” a espaldas de los trabajadores, violando las normas legales del trabajo, en una sociedad “ilícita” para perjudicar a todos los trabajadores de la seguridad y seguir lucrando del esfuerzo de cientos de miles de trabajadores en todo el país.

Para compensar la "buena fe" y el "servilismo" de los dirigentes de la UPSRA, la cámara empresaria decidió otorgarle un premio y una bonificación a esta gente que entregó las conquistas de los trabajadores de la seguridad de forma tan impune y descarada. como puede observarse a través de la siguiente cláusula.



FONDO DE AYUDA SOLIDARIA
Art. 31 - Con el carácter de cláusula obligacional de solidaridad, la parte empresaria contribuirá con un importe del 1,00 % (uno por ciento) mensual sobre el salario básico de convenio con exclusión de cualquier adicional, de la categoría vigilador en general, destinado a conformar un Fondo de Ayuda Solidaria para cobertura de seguro de vida y prestaciones asistenciales no médicas, al personal incluido en el presente convenio.



Sí aparece algún trabajador de la seguridad privada beneficiado que se acerque y diga donde recibió ayuda de ese fondo solidario. Esto demuestra la terrible mentira y la caradura de todos ellos, pues están tan seguros por la impunidad con la cual se manejan, que lo redactan en un segmento del convenio.
CREAR Y AFIRMAR LA CONCIENCIA DE CLASE
Somos trabajadores, formamos la estructura de una clase social cuya misión es la construcción de la solidaridad social, de ayudar y de consolidar los lazos de la sociedad, de la familia, somos el futuro porque sin la existencia de los trabajadores el mundo no puede avanzar, también se nos ha fijado la obligación de luchar por nuestros derechos y el futuro de nuestros hijos. La diferencia entre nosotros como clase social y la clase de los patrones radica justamente en el pensamiento colectivo, en la conciencia solidaria para ayudar a los más débiles, la organización sindical es la parte institucional que nos unifica, el principal instrumento de la solidaridad social, por intermedio del sindicato construimos la Obra Social para preservar la salud del trabajador y de toda la familia. En el sindicato sostenemos y defendemos la fuente de trabajo. En esos aspectos radica la solidaridad.

Las patronales son personas individualistas, egoístas, mezquinos, competitivos y solo piensan en la ganancia a costa del esfuerzo de los más débiles. Utilizan las necesidades sociales para alcanzar beneficios individuales, organizados a través de mentiras y engaños, creando artimañas para robar el salario a los trabajadores, tienen la tendencia a evadir las leyes que ellos han promulgado para su beneficio, evaden el pago de los impuestos que sirven para sostener el Estado que crearon y del cual se sirven para sostener su poder. Tienen una mentalidad cobarde porque no enfrentan los problemas para resolverlos y utilizan instrumentos de represión y de coacción para no cumplir las demandas sociales. Son capaces de corromper la moral de los funcionarios y de los trabajadores por medio del dinero y del chantaje, y no aumentarán el sueldo a los trabajadores aunque les sobren las ganancias.

Estas son las diferencias que muestran a la vista de la realidad cual es la moral de las patronales y cual en nuestra moral como trabajadores y seres humanos.

Comprender esta diferencia nos permitirá fortalecer nuestra voluntad para alcanzar los objetivos que tenemos para construir el sindicato de los trabajadores de vigilancia privada y lograr de esta manera imponer Convenios de Trabajo y hacernos hombres libres.

Virgilio Ángel Galeano
Secretario General
Agrupación Democracia Sindical
Trabajadores de Vigilancia Privada
De la República Argentina

domingo, 26 de octubre de 2014

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA DE AFILIADOS

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA
GENERAL EXTRAORDINARIA
DEL DIA 08 DE OCTUBRE DEL AÑO 2014
CON EXPEDIENTE Nº 1-2015-1647761-2014 SE PRESENTÓ EN EL MTEySS LA RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA DE AFILIADOS CON LA EXPULSIÓN DE LUCAS BURQUET Y JULIO QUINTANA




Los únicos dirigentes que reconocemos
Virgilio Ángel Galeano y Nora Susana Asad


EL DIA 8 DE OCTUBRE DE 2014
SE REALIZÓ LA ASAMBLEA
GENERAL EXTRAORDINARIA
RESULTADOS POSITIVOS DE LA ASAMBLEA

Entre las Resoluciones emitidas por los compañeros y quienes asistieron con mandato de sus bases, se arribó a la siguiente conclusión sobre la experiencia ocurrida por los eventos conocidos y la tarea destructiva realizada durante los meses anteriores por esta banda de delincuentes extorsivos conocidos como la BANDA DE LOS SISARA

Nos encontramos de frente a la necesidad de retomar la tradición del sindicalismo argentino apoyada en los Delegados por Empresa, por zonas y en los Cuerpos de Delegados como la única y mejor herramienta de lucha de los trabajadores de la Seguridad Privada a partir de la experiencia reciente se resolvió por voto unánime que los Delegados serán los representantes frente a las empresas y la Comisión Directiva ejercerá el control a través de los organismos legales y del Ministerio de Trabajo con presentaciones en las secretarias correspondientes del Organismo de Control del Trabajo.

A partir de la Resolución de esta Asamblea, ningún Secretario podrá reunirse en privado con algún directivo de las empresas de seguridad, cualquier trato y acuerdo relacionado entre el sindicato y las empresas se deberán hacer en presencia de los Delegados o los trabajadores encargados de las funciones sindicales. De esta manera terminaremos con todas las actividades realizadas a espaldas de los trabajadores y avanzaremos de manera firme y decidida en la lucha por la recuperación de los Derechos Laborales.

A partir de los acontecimientos ocurridos ha quedado bien claro para quienes conducen este Sindicato que, los únicos beneficiados han sido las empresas quienes han logrado un tiempo de tranquilidad para seguir lucrando con el bajo sueldo percibido por los trabajadores, lo que nos lleva a doblegar los esfuerzos para recupera el tiempo perdido.

Por otra parte la tan difundida versión sobre la existencia de SI.S.A.R.A. es una falsedad ideológica de un grupo de delincuentes cuya pretensión es utilizar la identidad y la Personería Jurídica del Sindicato de Seguridad Mar del Plata y Costa Atlántica cuya Inscripción Gremial Nº 2373 surge de la RESOLUCION 255/2005 otorgada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social el día 18 de abril de 2005 por Legajo de Inscripción 7974 en el año 2003. Por lo tanto todos los intentos de apropiarse o querer distinguirse con esta documentación están cometiendo un acto fraudulento y adulteración de instrumento público.

En esta parte de lo que podría llamarse la lucha sindical, puede señalarse lo siguiente: Los Grupos anteriores en conflicto se alejaron del Sindicato organizado en CTA, tuvieron la decencia de formar y organizar sus propios sindicatos y organismos para hacer sus actividades. No utilizaron la identidad de otros sindicatos. Eso los distingue en capacidad y en el derecho a seguir dentro de la actividad sindical.

CONVOCATORIA DE ASAMBLEA

Convocamos a todos los trabajadores a la próxima asamblea que se realizará en el mes de diciembre de 2014 para consolidar el rumbo del sindicato.
COMISION DIRECTIVA
SINDICATO DE SEGURIDAD
MAR DEL PLATA Y CA.
SIN.S.MA.CA.

LA AMBICIÓN DE UN GRUPITO DE
DELINCUENTES EXTORSIVOS
HA PUESTO EN EVIDENCIA
SU CARÁCTER MORBOSO
BUSCANDO DINERO
A COSTA DE LOS
TRABAJADORES

Se han manifestado de modo brutal y violento en la ansiedad y ambición de un pequeño grupo que ha lucrado para beneficio personal con la ingenuidad de los afiliados y trabajadores de la seguridad privada repartiendo promesas, en tanto a sus espaldas en reuniones privadas con los directivos de las empresas los extorsionaban luego de cada corte y movida al compás de los bombos.

Esta es una verdad que está fijada en la conciencia, en la experiencia y en las vivencias cotidianas de los delegados y los compañeros, quienes fueron excluidos de la actividad y expulsados del sindicato cuando no eran potables para los fines oscuros, cuando no se prestaban a manifestar en los cortes “victoriosos” para luego ser entregados a las patronales de las empresas que han contribuido a ingresar en los bolsillos de LUCAS OSCAR BURQUET, sumas de dinero para sus “necesidades” y en menor medida muy insuficiente para sostener el sueldo de dos “subsecretarios” inventados (Carlos Jiménez y Miguel Terraza) y dos “secretarias” que reposan en la oficina del 4to. Piso de la calle Lavalle 1567. A esto se suma el pago de comisiones a otras personas, como Mauro Montania, quien manifestó haber ingresado al sindicato para ganar dinero. Pablo Gallardo, en un papel muy lamentable a quien se considero en la secretaria de la juventud. Julio Aldo Quintana y su pretendida delegación norte a fin de cubrir los gastos de funcionamiento. En la última etapa se suma Natalia Anahi Costa, Daniel Alberto Figueredo y Marcos Aníbal Torrejón, intimo amigo de Lucas Oscar Burquet.

Esta situación fue denunciada en diferentes oportunidades por varios compañeros durante los meses de febrero y marzo de 2014. Lamentablemente la inconsistencia de una prueba segura y firme, fue desgastando la continuidad de los delegados y estos se fueron retirando, acosados, forzados y obligados a replegarse del sindicato en forma paulatina. Tenemos la denuncia de los diez (10) delegados de la empresa SEARCH G4S S.A., Alejandro Fabián González, Marcos Aníbal Ruiz, Horacio Barreiro, Héctor Jesús Galeano, Florencio Antonio Lezcano, Diego Javier López, Fabián Armando Quintana, Julio Alejandro Pereira, Alejandro Ponce. Seis (6) Delegados de la Empresa CARBESS SRL zona Sur; Silvio Rafael Sandoval, José María Triaca, Rubén Eduardo Pereira, Pedro Carlos Cerrati, Luis Ramón Villamayor.

Se suma también la retirada del Compañero Agustín Carrizo Aramayo, de la Empresa FEDERAL SERVICE SRL, Secretario de Relaciones Institucionales del sindicato, a quien Lucas Oscar Burquet negoció su despido por la suma de dos cheques de cinco mil pesos. Del compañero Gustavo Fabián Aranda, de la Empresa ALBOSA S.A., Secretario de Finanzas del Sindicato, Pablo Ariel Armendi, despedido de la Empresa CONO SUR SRL, presidente de la Junta de Fiscalización. Se suman los compañeros Mario Daniel Pérez, Oscar Núñez, Ezequiel Matías Ponce y Juan Ignacio Ortiz delegados de la Empresa STRIGGER SRL y a los miembros de la Junta de Fiscalización, de la Empresa AM SEGURIDAD SRL, a quienes entregó luego del corte a la referida empresa; Oscar Marcelo García, Albino Orlando Rivero, Mariana Celeste Somoza, Adriana Gabriela Casareto, Julio Cesar Jiménez, Ubaldo Solís, Diego Ramón Barreto, todos delegados de la empresa AM SEGURIDAD.

La lista supera los ochenta y cuatro (84) delegados donde figuran las empresas GOYA CORRIENTES SRL, Empresa ALBOSA S.A. Empresa FEDERAL RESGUARD, Empresa CAS SEGURIDAD SRL, Empresa INSEM SRL. Empresa FALCON SA, Empresa MAXEGUR SRL, Empresa BRUJULA SA, Empresa LG SRL. Empresa ASEGUR SRL, Empresa CONO SUR SA. A esto se suma la entrega de muchos compañeros que no llegaron a tener el privilegio de ser elegidos delegados.

Algo más de cien empresas y Agencias de Seguridad Privada han sido extorsionadas por el Grupo Extorsivo de los Sisara.

En cada asamblea de delegados y afiliados realizada desde febrero hasta junio, todos quienes se vieron perjudicados y en menor o mayor medida llegaban para quejarse, nadie tuvo la decisión política de manifestar, lo que todos reclamaban, “Hay que expulsar a Lucas Burquet por ladrón”, porque esperaban un “milagro”, y así comenzó a gestarse el proceso final. Liquidada la Comisión Directiva y los miembros fiscalizadores, quedaba la Secretaria General y para lograr la suma del poder era necesario un plan de acción muy diferente. En alguna reunión se dijo abiertamente: “Si alguien roba mejor que Lucas Burquet tiene el puesto de Secretario Gremial”, pero nadie entendió que era el momento de resolver y decidir una situación cada vez más tensa

LOS DELINCUENTES QUISIERON SUMAR FUERZAS

Hay un aforismo que dice: “Cuando los diablos son muchos, no alcanza el agua bendita para todos”. Esto surgió porque de pronto se sumaron quienes querían participar de este negocio. Como nadie se oponía a frenar esta cadena de extorsiones, entonces la posibilidad se presto, para aquello que dice: “Si no lo puedes vencer a los delincuentes únete a los ladrones”.

Esta situación no podría haberse sostenido en forma indefinida y en el corto plazo tendría una respuesta. Los primeros síntomas de agresión fueron contra las abogadas del estudio jurídico como el instrumento para debilitar la figura legal de la Secretaría General, para lograr este objetivo se buscó el compromiso de otros abogados en la zona de Pilar y en la zona Oeste.

La primera fracasó en el intento cuando los abogados se reunieron y comprobaron que se transgredía el terreno de la ética profesional. Entonces había que atacar la consigna que tiene en su haber más de veinte años; “La industria del Juicio”, alegando un ingreso a través de los juicios provocados por la reacción de los compañeros despedido, que no aceptaron ser entregados como corderos y le reclamaron a las patronales su respectiva indemnización. En consecuencia la difusión no tuvo el apoyo que buscaban.

Entonces avanzaron sobre la recién construida Mutual y trajeron a consideración de la Secretaría General un Grupo de personas con la idea de asumir el gerenciamiento de la Mutual. En síntesis puede decirse que el sindicato entregaba la Mutual a terceros a cambio de una suma de 600 mil pesos. La trampa estaba en el dinero que se entregaba a Lucas Oscar Burquet a cambio de esta capitulación. Frente a la situación planteada la Secretaría General se negó a firmar y entregar el patrimonio del sindicato.

En esa semana varios representantes de algunas firmas se presentaron ofreciendo gerenciar a la institución. Manifestando gran idoneidad en la dedicación de esta clase de operaciones, llegaron presentando tarjetas del secretario gremial Lucas Oscar Burquet y en su nombre estaban dispuestos y preparados a discutir y elaborar las cláusulas con las cuales tomarían el control de la Mutual. Ofreciendo una serie de servicios cuyos beneficios en términos generales era de imposible utilización para los afiliados al sindicato. Por supuesto salieron de nuestras oficinas con una mano adelante y otra detrás.

Frente a este fracaso y otros de no menor cuantía, el día lunes 8 de setiembre en horas del mediodía, ingresaron a la oficina de la calle Presidente. Perón 683, Lucas Oscar Burquet, Julio Aldo Quintana, Carlos Jiménez, Miguel Terraza, Pablo Gallardo, Juan Carlos Rocha, Mauro Montania, quienes en rápido movimiento exigieron de modo violento retirar de la oficina a la doctora Graciela D’Agati y al señor Carlos Lapegna Secretario de la Asociación Mutual. Se encontraban dentro los compañeros despedidos de la empresa Chapelco y Rafael González, quienes luego fueron “invitados” a retirarse por la fuerza de la oficina. Quedando el Secretario General con estos siete delincuentes patoteros, quienes le exigieron dar un paso al costado y la renuncia al cargo si fuera necesario. Se tuvieron que retirar sin nada. No obstante violentaron un mueble y se llevaron varios biblioratos que contenían viejas planillas de afiliados.

Frente a semejante fracaso el día miércoles Lucas Oscar Burquet solicita una reunión con el secretario general en una confitería. La reunión se realiza con la presencia de la Secretaria General Adjunta y propone que le firme la renuncia al sindicato y a cambio Lucas Burquet propone renunciar al cargo de tesorero de la Mutual. La respuesta es clara y no hace falta especificar. El resto es materia conocida, lo que demuestra que aún cuando hubiera habido un acuerdo jamás lo hubiera respetado, porque está implícito en su naturaleza.

LA ESTUPIDES NO TIENE LIMITES


Las groseras declaraciones publicadas por Lucas Oscar Burquet un personaje que a esta altura muestra un perfil siniestro, propio del matonaje al estilo de Barrionuevo y las patotas de un sindicalismo perimido y desaparecido en el tiempo, seguido de un grupo de improvisados matones actuando como vulgares delincuentes, asaltando la oficina del área jurídica y Secretaria General, ponen en evidencia la falta de criterio profesional y ético cuando atentan contra la legitimidad del cargo y contra las funciones de los secretarios presionados y expulsados e inducidos a dejar la actividad, sin respetar las reglamentaciones del Estatuto Social del Sindicato y el Reglamento de Funcionamiento Interno, al mejor estilo de los golpistas que en otros tiempos cercanos asolaron al país durante varias décadas, con la diferencia que estos sujetos han mostrado el perfil de la delincuencia, idéntica a la que golpea a nuestra sociedad metiéndose por la fuerza en propiedad ajena, para atemorizar a una abogada en su propio estudio y apretar al Secretario General. Así como las groserías manifestadas en las declaraciones de Mauro Montania otro sujeto de perfil siniestro y de baja calaña.

Demás está decir que apenas son un grupito que intenta usurpar la institución con alegatos insolventes y sin consistencia legal. Las fotografías donde posan en estado triunfal son una clara demostración de la poca capacidad que tienen para interpretar que se han metido en un problema insoluble. Máxime cuando están ocupando un inmueble que no les pertenece y que será reclamado por las vías que correspondan, puesto que ya fue disuelto el vínculo de renta.

Lo grave de esta situación es haber utilizado un medio de comunicación social para ventilar problemas internos que finalmente se ha resuelto a través de las normas del Estatuto Social y los Reglamentos Internos, siguiendo las pautas legales y posterior comunicación a los organismos de control del Ministerio de Trabajo, luego de haber convocado por los medios fehacientes a la Asamblea Extraordinaria de afiliados, donde se resolvió la expulsión de Lucas Oscar Burquet y Julio Aldo Quintana. Del mismo modo le fueron retirados la TUTELA SINDICAL a Alberto Figueredo, Juan Carlos Rocha, Raúl Antonio Cloobs. En cuanto a los demás integrantes de la banda “ilegal” de los llamados sisara, no son afiliados del Sindicato de Seguridad SIN.S.MA.CA., por lo tanto no hacemos referencia legal de esta gente.

En conclusión y visto la forma tan desprolija de conducirse y en lugar de utilizar los carriles legales correspondientes decidieron hacer un conventillo. Nos a dejado a todos los miembros del Sindicato una visión donde todo es puro humo y tanto grito y los delincuentes nada han conseguido solo haber robado unos biblioratos intrascendentes y sin utilidad.

Todo está como al principio con la diferencia que los delincuentes se han puesto en evidencia y ahora todos saben quienes son los que atentaban contra la organización y cuales son los planes y para que objeto querían adueñarse del sindicato. Muy lamentable.

De todos modos tal como ha sido la regla democrática de este sindicato y de su conducción, nos aferramos al artículo 4to. Inciso b) de la ley 23551. Todos los trabajadores tienen derecho de afiliarse, desafiliarse y no estar afiliado a ningún sindicato. En consecuencia son los compañeros quienes deberán decidir si quieren seguir siendo perjudicados por estos delincuentes.

sábado, 11 de octubre de 2014

RESOLUCIÓN ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL  EXTRAORDINARIA

DEL DIA 08 DE OCTUBRE DEL AÑO 2014


LOS DELEGADOS GREMIALES INSCRIPTOS Y ELEGIDOS DENTRO DE LA ESTRUCTURA DEL SINDICATO DE SEGURIDAD MAR DEL PLATA Y COSTA ATLÁNTICA SIN.S.MA.CA. DEBERÁN PRESENTARSE EN EL SEDE DE LA CALLE PRESIDENTE PERON Nº 683 - PISO 6º OFICINA "C" A LOS EFECTOS DE RATIFICAR SU PERTENENCIA Y LA TUTELA SINDICAL.


LOS QUE NO CONCURRAN DENTRO DE LOS PRÓXIMOS SIETE DÍAS PERDERÁN LOS ATRIBUTOS COMO DELEGADOS Y LA TUTELA SINDICAL.-


ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA
COMISIÓN DIRECTIVA  -  SIN.S.MA.CA. 

jueves, 9 de octubre de 2014

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA 8 DE OCTUBRE

BAJO EL EXPEDIENTE Nº 1-2015-1647761-2014 SE PRESENTÓ EN EL MTEySS LA RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA DE AFILIADOS CON LA EXPULSIÓN DE LUCAS BURQUET Y JULIO QUINTANA










LA UNICA VERDAD ES LA REALIDAD


Es una realidad que el Sindicato de Seguridad Mar del Plata y Costa Atlántica - SIN.S.MA.CA., DELEGACIÓN CAPITAL y GRAN BUENOS AIRES tiene la legalidad que surge a partir de la RESOLUCIÓN Nº 255/5 MTEySS en el año 2005 con Personería Nº 2373, por consiguiente todos los Delegados que fueron anotados y presentados por medio de expedientes en el Ministerio de Trabajo ha sido realizado bajo el respaldo de este Sindicato que tiene a su cargo la Tutela Sindical.

Esta realidad implica que los trabajadores de la Seguridad Privada que se hayan afiliado con el nombre SISARA, no tienen ninguna valides legal y lamentablemente no figuran en ningún padrón del Ministerio de Trabajo. Solamente quienes han facilitado su firma para otorgar los avales a los Delegados Gremiales, son los únicos afiliados en forma legal a este sindicato.

La maniobra realizada por Lucas Burquet, Julio Quintana, Mauro Montania, Miguel Terraza, Carlos Jimenez, Juan Rocha, Pablo Gallardo y otros compinches de sostener a toda costa la versión de sisara como entidad sindical, es a todas luces la expresión de una asociación ilicíta con fines personales para extorsionar a las empresas de seguridad y en perjuicio de los trabajadores al utilizarlos en sus asonadas denominados "cortes" de servicio.





EL SINDICATO DE SEGURIDAD INFORMA


La Secretaría General, las Secretarias de Administración y Finanzas, la Secretaría de Organización, Vocales, Delegados y las Delegaciones del Interior del País comunican a los afiliados y a los adherentes y simpatizantes que en las oficinas de la calle Pte. Perón 683 piso 6to. se encuentra el sector de conducción y de administración del Sindicato. Como así también el Sector Jurídico con sus abogados.

Lucas Oscar Burquet decidió junto a otras personas que lo acompañan iniciar su propio emprendimiento gremial alegando haber destituido al Secretariado General, violando las normas del Estatuto social y los Reglamentos de funcionamiento Interno. Se informa para evitar malos entendidos. — Se ha transmitido a los lugares de trabajo y entre los vigiladores.